Capítulo 12 "El Fruto del Vientre"

“Un don del Señor son los hijos,
Y recompensa es el fruto del vientre.”
—Salmos 127:3

ESP_Paperback_Cover-8.25x10.5

Cuando vemos a nuestra sociedad y vemos los abortos, abuso infantil, incesto, nos preguntamos cuando nuestro país comenzó a odiar a los niños. La Escritura nos dice que hay dos bases, una se construye sobre la roca y la otra sobre la arena. Hombres nos estamos hundiendo en la arena y ahora grande es nuestra caída. (Mat. 7:26).

Quien es el enemigo?

A la larga, es Satanas. Este es quien está detrás del pecado, y aquellos quienes escuchan sus mentiras son sus esclavos. “Jesús les respondió: “En verdad les digo que todo el que comete pecado es esclavo del pecado.” (Juan 8:34).

Fruto del vientre. Tenemos muchos voceros del diablo - en este tiempo muchos se consideran “feministas.” Una de sus metas ha sido el pervertir o eliminar el plan de Dios para que las mujeres tengan hijos. Estas mujeres de mentes retorcidas pensarian que es una maldición el tener un hijo o permitir ser fertilizadas. “Un don del Señor son los hijos, Y recompensa es el fruto del vientre.” (Salm. 127:3). Las mujeres involucradas en la organización NOW odian a los hombres.

Muchas mujeres se han vuelto al lesbianismo y al gobierno para defender su pecado. Estas son las mujeres que han engañado a muchas de nuestras esposas a creer que no quieren tener hijos. Estas mujeres te dicen, el esposo,  que no tienes derechos sobre tus propios hijos. Estas mismas mujeres, que no conoceran ni quieren conocer a un hombre, han convencido a muchas mujeres, junto con sus esposos (o novios) como cómplices, a abortar (asesinar) a sus propios hijos como sacrificio al dios del feminismo, al yo interior. Que Dios nos perdone por escuchar y coincidir con sus mentiras, “Ustedes son de su padre el diablo” el padre de la mentira. (Juan 8:44).

Obedezcan. Si eliges seguir sus creencias, has elegido seguir y ser un esclavo de satanás. Si dices que crees en Dios, entonces obedecelo. “¿Por qué ustedes Me llaman: ‘Señor, Señor,’ y no hacen lo que Yo digo?” (Lucas 6:46). Si Jesús es el Señor de tu vida, entonces actua como tal. Si los bebes son una bendición, actua como tal y confiále a Dios la fertilidad de tu esposa! Si el engaño de las feministas y su propaganda continua ha nublado tu entendimiento, “renovemos” nuestra mente en Cristo Jesús (Rom. 12:2).

Que tiempo predijo Jesús que sería el tiempo más angustiante que la crucificción?

El tiempo es ahora! Cuando las mujeres judías lamentaban a Jesús, Él se volvió a ellas y les dijo: “Pero Jesús, volviéndose a ellas, dijo: “Hijas de Jerusalén, no lloren por Mí; lloren más bien por ustedes mismas y por sus hijos. Porque vienen días en que dirán: ‘Dichosas (Bienaventuradas) las estériles, los vientres que nunca concibieron y los senos que nunca criaron.’” (Lucas 23:28-29). Cuántas veces han escuchado a mujeres diciéndoles a sus esposas embarazadas, “que bueno que no soy yo!” Cuántas veces has escuchado a hombres y mujeres (hasta personas Cristianas) decir, “No puede ser! Ya no voy a tener más hijos!”

Marcas en lugar de belleza. Jesús enfrentaba al punto más bajo de Su vida, pero aun así dijo que habría un tiempo que sería peor! Cuando vemos el movimiento feminista y sus inclinaciones al lesbianismo y la reducción o eliminación de niños, podemos ver que estamos en medio de los tiempos de los que hablaba Jesús. “Y sucederá que en vez de perfume aromático habrá podredumbre. En vez de cinturón, cuerda; En vez de peinado artificioso, calvicie; En vez de ropa fina, ceñidor de cilicio; Cicatriz en vez de hermosura.” (Isa. 3:24).

¿Cómo comenzó el movimiento “anti - niños”? .

Comenzó hace 30 años cuando el control natal se hizo accesible, y nos hemos estado hundiendo desde entonces. El control natal significa:

“Todavía no quiero hijos.”

“No quiero muchos hijos -uno, dos, tres, tal vez cuatro, pero no más!”

“No quiero que nazcan muy cerca del otro.”

“Si, y solo si, quiero hijos, quiero tenerlos cuando yo quiera, y tan seguidos como quiera. Dios ya no está en control sino yo! Sé lo que es mejor para mí y lo que puedo manejar. Yo escojo mi propio destino!”

¿Por qué ustedes me Llaman Señor? “¿Por qué ustedes me Llaman:  Señor, Señor,  y no hacen lo que Yo digo?” (Luke 6:46) Para tener a Jesus como Señor de su vida, debe seguir Sus enseñanzas y princípios.  Por qué me llaman Señor? “Dios los bendijo y les dijo:

La Biblia claramente dice, “Sean fecundos y multiplíquense. Llenen la tierra y sométanla. Ejerzan dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra.” (Gen. 1:28).

Debemos estar dispuestos a permitirle a Dios determinar cuántos hijos tendremos y cuando. “Si el Señor no edifica la casa, En vano trabajan los que la edifican; Si el Señor no guarda la ciudad, En vano vela la guardia.” (Salm. 127:1). Permite que Él edifique tu familia, un niño a la vez.

Dios aborrece a los tibios. Cuando los Cristianos comenzamos a tolerar las “áreas grises”, comenzando con la “planificación familiar natural”, fue fácil caer a un gris más oscuro, “la píldora”, y otras formas de control natal. Ahora tenemos el área negra -el aborto! “Así, puesto que eres tibio [utilizando control natal], y no frío [que es el aborto] ni caliente [confiando en Dios por tu fertilidad], te vomitaré de Mi boca.” (Apoc. 3:16).

¿Cómo podemos nosotros, que odiamos el aborto (y hasta trabajamos en el movimiento en pro de la vida), convencer a una mujer que está contemplando el aborto que el hijo que lleva dentro es una bendición, cuando estamos rehusando esta bendición nosotros mismos?

En el libro de Mary Pride, El Camino a Casa, ella dice: “La planificación familiar es la ‘madre del aborto’. Cuando las parejas ven a los niños como ‘criaturas de su propia hechura’, se pierde toda reverencia por la vida humana. Los niños como regalo de Dios a quien servimos humildemente son una cosa; los niños como artículos de nuestra propia creación son otra. Tú puedes hacer lo que quieras con lo que tú mismo has hecho. Por lo tanto existe el aborto, el incesto y el abuso infantil.”

Dios dijo, “Sean fecundos y multiplíquense” en Génesis 1:22, Génesis 1:28, Génesis 8:17, Génesis 9:1, Génesis 9:7, Génesis 35:11, Génesis 48:4, Levítico 26:9, Deuteronomio 7:13, Deuteronomio 8:1, Deuteronomio 30:16, Jeremías 30:19, Jeremías 33:22, y Hebreos 6:14. Nos lo dijo 14 veces.!!!

Pero, no hemos llenado ya la tierra? .

Llenen la tierra. Puede que digas, “Que no hemos llenado ya la tierra?” Hemos escuchado sobre el temido tema de la “sobrepoblación”, pero dos expertos nos muestran una imagen diferente:

“Podríamos colocar toda la población mundial en el estado de Texas y a cada hombre, mujer y niño se le permitirían 2,000 pies cuadrados [los hogares promedios están entre los 1,400 y 1,800 pies cuadrados] y todo el resto del mundo estaría vacío” (Mary Pride, El Camino a Casa, pag. 62).

“Cada persona en el mundo podría estar de pie, sin tocarse el uno al otro, dentro de los límites de la ciudad de Jacksonville, Florida” (Bill Gothard, Instituto de Publicaciones sobre los Principios Básicos de Vida (IBLP)).

Pero me temo que si dejamos que Dios tenga el control, Él nos daría 20 hijos!

Crees que la Biblia realmente es la Palabra infalible de Dios? Si es así, leemos esto: “Un don del Señor son los hijos, Y recompensa es el fruto del vientre.” (Salm. 127:3). Nosotros los Cristianos somos difíciles de complacer en cuanto a las bendiciones que recibimos. Danos más autos, una casa más grande, y una posición más alta en nuestro trabajo y la responsabilidad extra, pruebas y trabajo que vienen con todas estas cosas. Pero, por “el amor de Dios”, no nos des más hijos! Dios dice que los hijos son una recompensa, no una maldición! Se nos ha lavado el cerebro por las feministas y por el punto de vista mundano! Como Cristiano, a quién decides creerle, a Dios o a los feministas?

Abrió su vientre. Las estadísticas muestran que en los países desarrollados, la mujer promedio sin control natal tendrán cinco o seis hijos, no veinte. Ve a la Biblia. Noé sólo tuvo tres, Sara sólo tuvo uno, y Rebecca y Raquel tuvieron dos. Caballeros, esto fue antes del control natal, Las familias grandes fueron excepcionales en la Biblia, y también las más bendecidas.

Lea tuvo seis hijos y una hija, pero Raquel sólo tuvo dos hijos. “Vio el Señor que Lea era aborrecida, y le concedió hijos. Pero Raquel era estéril.” (Gen. 29:31). “Entonces Dios se acordó de Raquel. Y Dios la escuchó y le concedió hijos.” (Gen. 30:22). Dios da los hijos que Él desea darle a cada mujer. Los da en el orden perfecto y en el tiempo perfecto de Él. Si deseas controlar tu fertilidad, te has perdido una bendición? “También le dijo Dios: “Yo soy el Dios Todopoderoso. Sé fecundo y multiplícate; Una nación y multitud de naciones vendrán de ti, Y reyes saldrán de tus entrañas.” (Gen. 35:11).

Cerró rápidamente todos los vientres. El no tener hijos en una maldición o castigo de Dios. “Se prostituirán, pero no se multiplicarán” (Oseas 4:10). “Porque el Señor había cerrado completamente toda matriz en la casa de Abimelec por causa de Sara, mujer de Abraham.” (Gen. 20:18). Esto también nos muestra que es Dios quien abre y cierra el vientre. “Porque el Señor había cerrado completamente toda matriz …” (Gen. 20:18). “le concedió hijos” (Gen. 29:31).

Pero qué pasa si no puedo proveer para más hijos?

Dios proveerá para todas tus necesidades. Mucho de lo que nos falta es fe. Proclama este versículo: “Y mi Dios proveerá a todas sus necesidades, conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.” (Filipenses 4:19). Necesitamos reevaluar nuestras prioridades. Podrían las “necesidades” que crees que tienes ser en realidad “deseos”? “Somos las personas más ricas en la historia, pero somos los más temerosos sobre los costos de la crianza de los hijos” (Mary Pride, El Camino a Casa, pag. 48). Seamos “... no avariciosos.” (1 Tim. 3:3).

Con todo esto estaremos contentos. Mucho de lo que quieres darle a tus hijos es algo que los arruinará y los llevará a su destrucción. No son los hijos quienes “lo tienen todo” -los juguetes, la ropa, y su propia habitación- los más malcriados, malagradecidos, y miserables? No son estos mismos niños quienes en la adolescencia son atraídos por las drogas, cultos o son suicidas? Esto es lo que dice la Escritura, “Y si tenemos qué comer y con qué cubrirnos, con eso estaremos contentos. Pero los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo y en muchos deseos necios y dañosos que hunden a los hombres en la ruina y en la perdición.” (1 Tim. 6:8-9).

Amor al dinero. Parece que los niños de ahora tienden a ser una carga financiera casi el doble de lo que alguna vez lo fueron. La contribución de los niños hacia la familia y la sociedad ha sido retrasada por años mientras juegan y van a la escuela. Las personas jóvenes en generaciones previas ayudaban a preservar comida, coser ropa, y arar y cosechar los campos, o trabajaban en posiciones de aprendices para ayudar financieramente a la familia. Para cuando llegaban a la adolescencia, ellos se convertían en un apoyo en lugar de una carga. Sabemos de muchos jóvenes que todavía viven de sus padres aún estando en sus veintes. Esto es aún después de que sus padres han pagado grandes sumas de dinero en su educación universitaria. Pregúntate por qué sientes que es importante enviar a tus hijos a la universidad; es por carácter Cristiano? “Porque la raíz de todos los males es el amor al dinero, por el cual, codiciándolo algunos, se extraviaron de la fe y se torturaron con muchos dolores.” (1 Tim. 6:10).

Miedo. En lugar de temor a “tener hijos” que el mundo nos dice, hablemos sobre el miedo de lo que no se nos dice. No sólo nos perdemos bendiciones, sino que estamos viviendo peligrosamente debido a lo que utilizamos para impedir las bendiciones de Dios. Recuerda, “ No se dejen engañar, de Dios nadie se burla; pues todo lo que el hombre siembre, eso también segará.” (Gal. 6:7). Por qué queremos sembrar una semilla (al tener intimidad) y no cosechar el fruto del vientre (un bebé)? Con el aborto, estamos arrancando la raíz del suelo! Hombres, cómo pueden confiar en Dios para su salvación, pero no confían en Él con el tamaño de su familia?

Multiplica tu semilla. Cuales son los peligros de impedir nuestra fertilidad? “La píldora, el abortivo, perturba el revestimiento del útero (endometrio), asegurando que cualquier bebé que pueda haber concebido no pueda ser implantado correctamente. Por lo tanto, el bebé se muere de hambre a los siete o nueve días de edad. El pequeño infante es expulsado del útero -víctima del aborto. La píldora también causa hipertensión, coagulación, diabetes- por lo tanto existe el aumento de la diabetes maternal y se recomienda un examen obligatorio a todas” (de varias publicaciones de IBLP). “De cierto te bendeciré grandemente, y multiplicaré en gran manera tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena en la orilla del mar, y tu descendencia poseerá la puerta de sus enemigos.” (Gen. 22:17).

Laboran en vano los que la edifican. Muchos de nosotros creíamos en la planificación familiar natural. Creíamos que si nosotros (y nuestras esposas) “planificábamos” nuestra familia “naturalmente” estábamos trabajando con Dios. Qué no sólo estábamos siendo responsables? No. Estamos diciendo que sabíamos, por sobre Dios, lo que era mejor para nuestras familias. Nosotros lo que encontramos la Verdad y decidimos confiar en Dios hemos experimentado mucha libertad. Dándole esta responsabilidad a Dios ha levantado mucho peso. Muchos de nosotros nunca tuvimos más hijos y otros tuvieron unos cuántos más. Al confiar en Dios para edificar nuestra casa, tuvimos la confianza de que recibiríamos lo mejor de Él. “Si el Señor no edifica la casa, En vano trabajan los que la edifican…” (Salm. 127:1).

Desperdició su semilla. Qué ocurre con los métodos anticonceptivos utilizados por los hombres? No es de sorprender que la Biblia haya cubierto todo esto, cuando la “semilla fue derramada” (Gen. 38:9). “ Y Onán sabía que la descendencia no sería suya. Acontecía que cuando se llegaba a la mujer de su hermano, derramaba su semen en tierra para no dar descendencia a su hermano. Pero lo que hacía era malo ante los ojos del Señor. También a él le quitó la vida.” (Gen. 38:9-10).

Esterilidad. Muchas mujeres no pueden quedar embarazadas debido al control natal, múltiples compañeros, y daños por abortos. Esto ha causado una obsesión con algunas mujeres americanas por tener un hijo a “cualquier costo”. “Vio el Señor que Lea era aborrecida, y le concedió hijos. Pero Raquel era estéril.” (Gen. 29:31).

Aborto. Se nos dice que está mal el permitir que hijos “no deseados” nazcan. Pero la Verdad es que esos bebés en realidad son deseados. Los largos años de espera para los que quieren adoptar un bebe lo prueban.

Fertilización en vitro. Muchos no ven lo malo en los bebés que son creados en tubos para una pareja sin hijos. Pero ahora nos hemos hecho conscientes de los muchos óvulos fertilizados que se desechan en una placa de Petri y los que se abortan del vientre. Ya que este método es tan caro, el doctor inserta varios óvulos fertilizados, con la esperanza de que sean incrustados. Muchas veces resulta en un “embarazo múltiple” y la pareja tendrá que escoger “cuales y cuantos” se quedan y cuales son abortados.

Madres sustitutas. Estas son mujeres a quienes se les pagan para llevar el hijo de otro hombre por otra mujer. Esto no es algo nuevo. Agar fue la primera madre sustituta. El odio que Sara sintió por ella y la destitución de Ismael y Agar, sin mencionar las guerras que han continuado hasta el dia de hoy, nos dicen el resultado de esta manera pecaminosa de conseguir un hijo “a cualquier costo!”

Homosexualidad. “Por esta razón Dios los entregó a pasiones degradantes; porque sus mujeres cambiaron la función natural por la que es contra la naturaleza. De la misma manera también los hombres, abandonando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lujuria unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos el castigo correspondiente a su extravío.” (Rom. 1:26-27). Hemos visto algunas de las penalidades de sus errores. El SIDA es predominante, en especial entre los homosexuales. Cuando las mujeres desprecian a los niños, dejan de producir el fruto de sus vientres, y se esterilizan, esto no es normal! 

Resumamos lo que Dios nos ha estado diciendo en Su Palabra, ya que “Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia.” (2 Tim. 3:16).

  1. Los hijos son bendiciones.
  2. Nuestros hijos son una recompensa.
  3. Debemos permitirle a Dios que abra y cierre el vientre.
  4. Dios nos ha mandado a multiplicarnos y llenar la tierra.
  5. La tierra no está llena; no estamos sobrepoblados.
  6. No se supone que les demos a nuestros hijos lo que quieren, porque eso lleva a su destrucción.
  7. Dios provee para nuestras necesidades; no debemos preocuparnos.
  8. No todos son bendecidos con una familia grande-algunos solamente tendrán uno o dos hijos sin siquiera “ayudar a Dios” con control natal o esterilización.
  9. Al usar algún tipo de control natal o esterilización, estamos imponiendo una maldición en nuestras esposas como Dios lo hizo con aquellos en la Biblia.
  10. No podemos decir que somos pro-vida si utilizamos anticonceptivos-ya que esto es la base del aborto.

Qué debes hacer si deseas más hijos pero tu esposa no?

Primero, debes orar y arrepentirte de lo que tu hayas hecho para hacer que tu esposa no confie en Dios con su fertilidad. Por ejemplo, piensas en voz alta y te enojas sobre el costo o la carga de criar a los hijos que Dios ya te dio?  “Hagan todas las cosas sin murmuraciones ni discusiones” (Filipenses 2:14).

Has hecho el trabajo de tu esposa como “ayuda idónea” una existencia miserable con todas tus demandas cuando llegas a casa del trabajo? Tal vez se espera que ella traiga el tocino a casa y que también lo cocine-mientras tu ves televisión! “ Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño; pero cuando llegué a ser hombre, dejé las cosas de niño.” (1 Cor. 13:11). Son tus hijos “agradables” o son malcriados e irrespetuosos? Ellos mandan en tu casa, o lo haces tu? “Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre… “ (Prov. 1:8).

Luego, debes orar. Pídele al Señor que hable al corazón de tu esposa en cuanto a futuros hijos. “Un don del Señor son los hijos, Y recompensa es el fruto del vientre.” (Salm. 127:3). Pídele a Dios que restaure el corazón de tu esposa con tus hijos y hacia futuros hijos. Comparte con ella tu cambio de corazón y esta Escritura Malaquías 4:6 “El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, no sea que Yo venga y hiera la tierra con maldición (destrucción total).” Pídele al Señor que cambie el corazón de tu esposa. “Como canales de agua es el corazón del rey en la mano del Señor; Él lo dirige donde le place.” (Prov. 21:1).

Si tu esposa continúa tomando la píldora o buscando señales de fertilidad, no te enojes con ella; solo ponte a orar. Confía en que Dios la guiara. Tu esposa es responsable de obedecer o rebelarse contra la autoridad que Dios ha colocado sobre ella. No es tu responsabilidad el hacer que se someta.

Que pasa si soy yo quien ha querido limitar y espaciar a nuestros hijos?

Examina tus motivos y tus miedos, Has estado motivado por el egoísmo, queriendo más cosas materiales o mas tiempo para ti solo? Si el egoísmo te ha privado de tener hijos, recuerda esta Escritura: “Pero entre ustedes no es así, sino que cualquiera de ustedes que desee llegar a ser grande será su servidor, y cualquiera de ustedes que desee ser el primero será siervo de todos.” (Marc. 10:43-44). Ciertamente un padre que provee para su familia es el siervo de todos! Esto, mi amigo, es un hombre de verdad.

Tal vez tu esposa tenga miedo del parto, y no quieres que ella pase por eso otra vez. Satanás utiliza muchas variedades de miedo con nuestras esposas. Algunas mujeres que han tenido muchos hijos nacidos naturalmente se vuelven temerosas al dolor del parto.

En dos ocasiones diferentes cuando Erin esperaba a uno de nuestros siete hijos, ella fue abrumada con miedo conforme se aproximaba su fecha de parto. Este miedo se originó del hecho que ella experimenta partos muy largos y dolorosos. “A la mujer dijo: “En gran manera multiplicaré Tu dolor en el parto, Con dolor darás a luz los hijos. Con todo, tu deseo será para tu marido, Y él tendrá dominio sobre ti.” Entonces el Señor dijo a Adán: “Por cuanto has escuchado la voz de tu mujer y has comido del árbol del cual te ordené, diciendo: ‘No comerás de él,’” Ayuda a tu esposa en todo lo que puedas  si ella tiene miedo de tener hijos; ella necesita tu fuerza y confianza. Debes estar con ella físicamente, mentalmente, espiritualmente, y su amor por ti crecerá.

Por algunos de nuestros miembros descubrimos recientemente un recurso nuevo y maravilloso, Parto Sobrenatural, por Jackie Mize! Una madre de 6 (quien tiene un matrimonio restaurado y cuyo esposo es doctor) me dijo sobre el. Dijo que tuvo a sus primeros tres hijos naturalmente, los últimos tres los tuvo sobrenaturalmente sin dolor!! Nosotros ordenamos ese libro y es increíble y poderoso! Ahora usaremos este libro, estos principios, y Escrituras para preparar a nuestras tres hijas para sus futuros embarazos (y a nosotros tambien, por si el Señor tiene planes para que tengamos más). Puedes leer estos testimonios en Amazon.com, pero después de leer los testimonios de mis amigos y después de leer el libro, estamos convencidos de que no solo es posible sino que es el plan de Dios para Sus hijos el tener un parto sin dolor.

Pero, mi esposa y yo nos sentimos abrumados con los hijos que ya tenemos.

Si es asi como te sientes, necesitas asegurarte de si tu y tu esposa están siguiendo la sabiduría de Dios que se encuentra en Proverbios en cuanto al entrenamiento de tus hijos. (Ve el capitulo 14, “Instrucción del Padre,” para leer más sabiduría). No confíes en expertos o autores Cristianos ni seculares; ve al Autor y Creador de tus hijos por respuestas, “Maldito el hombre que en el hombre confía, Y hace de la carne su fortaleza (brazo), Y del Señor se aparta su corazón.” (Jer. 17:5). “Bendito es el hombre que confía en el Señor, Cuya confianza es el Señor.” (Jer. 17:7).

También, toma el tiempo para considerar si las cosas que haces por tus hijos (todas las “actividades extracurriculares”) tienen valor eterno. Si no es así, corta todas esas cosas que no califican. Puedes estar seguro que uno de los planes de satanás es el cansarte a ti y a tu esposa y causar que se sientan abrumados, para que pueda lograr su meta de impedir que más niños Cristianos nazcan! Protege a tu esposa y no pongas demasiadas demandas en ella. A veces es la esposa quien siente que su hijo necesita estar en todos los deportes, lecciones musicales, clases de arte, etc. A veces es el niño o adolescente que lo desea. A veces somos los padres que recordamos nuestra juventud y disfrutamos y nos enorgullecemos de nuestros hijos en los partidos. Solo toma en cuenta que nosotros los hombres somos los protectores y se nos ha dado discernimiento. Utiliza tu discernimiento y ora sobre como Dios quiere que “entrenes” a los hijos que Él te ha dado. 

Cuando tu esposa trabaja fuera del hogar, los niños que tienes, y futuros bebés, se vuelven una carga, no una bendición, ya que mucho de los cheques van hacia guarderías. Una mujer se sentó y vio la ganancia de trabajar tiempo completo. Se dio cuenta de que solamente tenía $1.00 por hora después de pagar la guardería para sus tres hijos! Una esposa que trabaja fuera del hogar sin duda traerá división al hogar y a la familia. Las esposas deben ser “prudentes, puras, hacendosas en el hogar…”Tito 2:5. (Ve el capitulo 13, “Provee para los Suyos” porque “Mi pueblo es destruido por falta de conocimiento.” Oseas 4:6).

Se salvará al tener hijos. Dios tiene una promesa para quienes confían en Dios en cuanto al tener hijos. “Pero se salvará engendrando hijos, si permanece en fe, amor y santidad, con modestia.” (1 Tim. 2:15).

Aquí hay otro ejemplo de cómo puedes ayudar a tu esposa. Los suegros de una esposa molestaban a su esposo para hacer que ella regresara al trabajo. Cuando su cuarto hijo nació, su esposo contrató una guardería y se dio cuenta de que en realidad perderían dinero si su esposa trabajaba. Sus padres dejaron de presionarlos. Ella fue “salvada” y pudo permanecer en casa. Poco después a su esposo le dieron un aumento y ya no necesitaron ingresos adicionales.

En Conclusion

Obedece a Dios. Si escoges seguir las creencias del mundo, has escogido seguir y ser esclavo de Satanás. Si dices que le crees a Dios, debes obedecerlo.  “¿Por qué ustedes Me llaman: ‘Señor, Señor,’ y no hacen lo que Yo digo?” (Lucas 6:46). Si Jesucristo es tu Señor y Salvador, entonces actua como tal. Si los bebés son una bendición, entonces actua como tal al confiar en Dios con tu fertilidad!

 

Tu mujer será como fecunda vid

En el interior de tu casa;

Tus hijos como plantas de olivo

Alrededor de tu mesa.

—Salmos 128:3

 

Que Dios te Bendiga!

 

Compromiso personal: Confiaré en Dios en todas las áreas de mi vida, incluyendo el número de niños que tendré con mi esposa. “Basado en lo que he aprendido de la Palabra de Dios y al observar los frutos de la desobediencia de esta generación, me comprometo y rindo el tamaño de mi familia a mi Dios. Si ya no estamos en edad de tener hijos, o no podemos concebir, me comprometo a compartir La Verdad y confesar mis errores con otros para impedir que cometan los mismos errores.”

Por favor escriba un DIARIO con el SEÑOR sobre lo que está aprendiendo cada día por los próximos 30 Días para “Curso 2: UHS "Un Hombre Sabio”. 

Cuanto más vierta su corazón en estos formularios, más Dios y nosotros podremos ayudarlo. Estos formularios de la lección se envían a su Equipo de Ministerio para que las lea y le ayuden a evaluar su progreso, ore por usted y más adelante, para que su Ministro de Compañerismo determine a quién elegir para su Compañera de Animo cuando comience la Reconstrucción.