Sharing is caring!

Capítulo 12 "Pedir a Dios"

“Y si a alguno de ustedes le falta sabiduría,
que se la pida a Dios,
quien da a todos abundantemente
y sin reproche,
y le será dada.”

—Santiago 1:5

mRYM-Spanish-Cover

¿Qué pasa si mi esposa es infiel y comete adulterio? ¿Se me permite divorciarme de ella?

¡No! Como acabamos de enterarnos en el Capítulo 11, “Acérquese a su esposa”, la Palabra de Dios dice que un esposo podría divorciarse solo por la razón de la fornicación (que es el coito antes del matrimonio) si la mujer fue profanada. No importa lo que su traducción de la Biblia parezca decir. La única excepción se refiere al tiempo del compromiso únicamente. La fornicación y el adulterio no son el mismo pecado. Si lo fueran, estos pecados no se declararían dos veces en el mismo versículo de la Escritura: “... ni fornicarios, idólatras, ni adúlteros ...” 1Cor. 6:9.

Divórciala en secreto. El divorcio por la causa de la fornicación se permitió durante el compromiso matrimonial, como en el caso de María y José. Los términos prometido y compromiso no se utilizaron durante este período de la historia. El término “esposo” se usó porque José ya se había comprometido a ser el esposo de María. “Como José, su esposo ... resolvió divorciarse de ella en secreto”. Mat. 1:19. Esto fue antes de su matrimonio porque el divorcio estaba permitido solo para el caso de fornicación.

Prometido. ¡El versículo anterior explica que el “divorcio” se llevaría a cabo antes del matrimonio! “... María estaba comprometida para casarse con José, pero antes de unirse a él, result que estaba encinta.” Mat. 1:18. El ultimo momento en que podia llevarse a cabo el divorcio era inmediatamente después de la noche de bodas, si se descubría que la mujer no era virgen.

¿Puede alguien volverse a casar?

“La mujer está ligada a su esposo mientras él vive; pero, si el esposo muere, ella queda libre para casarse con quien quiera, con tal de que sea en el Señor.” 1 Cor.7:39.  Para aquellas mujeres que son viudas, es importante saber que cuando el verdadero “Sr. Correcto" aparece, él también debe ser viudo o que nunca se haya casado. Recuerda, Satanás por lo general trae lo mejor de sí, ¡pero el Señor te hace esperar y luego trae lo mejor! “Espera en el Señor y guarda Su camino.” Salm 37:34.

¿Qué pasa si ya estoy en un segundo (o tercer) matrimonio?

Primero, debes pedir el perdón de Dios, si estabas casado antes de ser salvo o no. No puedes ser efectivo en tu camino cristiano si no puedes admitir los pecados pasados. “El que encubre sus pecados no prosperará.” Prov. 28:13. “Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros. Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonarnos los pecados y limpiarnos de toda maldad.” 1 Juan 1:8-9.

Tiempo para arrepentirse. “Por lo tanto, confiesense sus pecados unos a otros, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración eficaz del  justo puede lograr mucho.” Sant. 5:16.

¿Debo restablecer este matrimonio o volver con mi primera esposa?

Su voluntad. Después de confesar su pecado por adelantarse a Dios al volver a casarse o casarse con alguien que ya estaba casado, debe dejar de lado su voluntad y pedirle a su Padre Celestial Su voluntad con respecto a su matrimonio actual. ¿Quiere el Señor que continúes buscando la restauración para este matrimonio que se está desmoronando? Muchos hombres se han enfrentado a esta difícil tarea, pero Dios SIEMPRE es fiel y Él lo guiará si lo busca. Ora por la dirección de Dios. “El ladrón solo viene para robar, matar y destruir. Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.” Juan 10:10.

Ya no estamos bajo la ley, sino que vivimos bajo la gracia cuando aceptamos el regalo de la salvación. Dios puede querer restaurar su primer matrimonio, o su segundo matrimonio, o tal vez Él preferiría que usted viva una vida de soltería. Dios tiene una vida abundante para ti, pero solo cuando desees Su voluntad puedes encontrarla. Si continúas buscando tu propia voluntad, queriendo tu primer matrimonio o tu matrimonio actual o un nuevo matrimonio, vivirás continuamente en la miseria y la derrota. Búscalo y a su voluntad para ti. “Porque yo sé los planes que tengo para ustedes”, declara el SEÑOR, “planes de bienestar y no de calamidad, para darles un futuro y una esperanza.” Jer. 29:11.

¿Cuál es la verdad sobre los “Matrimonios de Pacto”. El hecho es que Dios SÍ reconoce segundos matrimonios. El término “matrimonio de pacto” fue acuñado de Mal. 2:14: “Y ustedes dicen: ‘¿Por qué ? Porque el Señor ha sido testigo entre tú y la esposa de tu juventud, contra la cual has obrado deslealmente, aunque ella es tu compañera y la mujer de tu pacto.’” No dice que es un primer matrimonio o que un primer matrimonio es todo lo que el Señor reconocerá. No podemos leer en un versículo para que diga lo que queremos que diga. “Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina; sino que teniendo comezón de oídos, conforme a sus propios deseos, acumularán para sí maestros y apartarán sus oídos de la verdad, y se volverán a los mitos.” 2Tim. 4:3-4. Sólo la verdad nos hará libres.

Ignorar o minimizar el poder de la sangre derramada por Cristo. Cuando crees que Dios NO perdonará un segundo matrimonio o un matrimonio subsiguiente, pero lo ve solo como un adulterio continuo, estás diciendo que la sangre de Jesús no puede cubrir el pecado de adulterio causado por el divorcio y la nueva boda.

Pero este versículo nos lo dice de otra manera: “¿O no saben que los injustos no heredarán el reino de Dios? No se dejen engañar; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros ... heredarán el reino de Dios. Y esto eran algunos de ustedes; pero fueron lavados, pero fueron santificados, pero fueron justificados en el nombre del Señor Jesucristo y en el Espíritu de nuestro Dios.” 1Cor. 6:9-11. ¡Aleluya! ¡Dios puede y perdona el adulterio, todo adulterio! “Y Jesús dijo: ‘Yo tampoco te condeno; vete y desde ahora no peques más.’” Juan 8:11.

Confia en Él. Si quieres la vida abundante que Dios tiene para ti como uno de Sus hijos, debes confiar en Él con tu vida. Dios quiere darte una vida abundante, no una falsificación. Si decides intentar hacer esto por ti mismo, es en vano. Salm 127: 1 dice: “Si el Señor no edifica la casa, en vano se esfuerzan los albañiles....”

¿Puede perdonarse el adulterio?

Sí. Jesús dijo a la mujer sorprendida en adulterio: “¿Ya nadie te condena? ... Tampoco yo te condeno; ahora vete y no vuelvas a pecar.” Juan 8: 10-11. En realidad, no solo el adulterio NO es motivo de divorcio, sino que es motivo de perdón como lo mostró Cristo arriba en Juan 8:10.

También tenemos un ejemplo en Oseas de un cónyuge que perdona el adulterio en Os. 3:1. “Entonces el Señor me dijo: ‘Ve otra vez, ama a una mujer amada por otro y adúltera’” Luego, en 1Cor. 6: 9-11, cuando Dios se refiere a los adúlteros y fornicarios, dice: “Y esto eran algunos de ustedes;  pero fueron lavados, pero fueron santificados, pero fueron justificados en el nombre del Señor Jesucristo y en el Espíritu de nuestro Dios.” Somos lavados en Su sangre de perdón.

Sin embargo, muchos pastores dicen que el adulterio es motivo de divorcio. “Ustedes han oído que se dijo: ‘No cometerás adulterio’; Pero yo les digo que todo el que mire a una mujer para codiciarla ya cometió adulterio con ella en su corazón.” Mat. 5:27-28. Si fuera cierto que el adulterio era motivo de divorcio, la mayoría de las mujeres podrían divorciarse de sus esposos, ¡ya que la mayoría de nosotros hemos codiciado imágenes de mujeres en la televisión o en revistas!

Si ha cometido adulterio, debe confesar su pecado a su esposa si ella no es consciente de su infidelidad. “El que encubre sus pecados no prosperará, pero el que los confiesa y los abandona, hallará misericordia.” Prov. 28:13.

¿No está bien volver a casarse si está bajo las circunstancias adecuadas?

Una vez más, creemos que demasiadas iglesias y pastores dicen que el divorcio es correcto en algunas situaciones, pero este versículo dice claramente: “Cualquiera pues que anule uno solo de estos mandamientos, aun de los más pequeños, y así lo enseñe a otros, sera llamado muy pequeño en el reino de los cielos; pero cualquiera que los guarde y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos.” Mat. 5:19. Por lo tanto, nosotros, como maestros de la palabra no anularemos, en otras palabras, decimos que los versículos sobre el divorcio no son válidos.

¿Cómo puedo estar seguro de que lo que dice este libro es correcto y lo que muchas de las iglesias dicen está mal? Las Escrituras nos advierten de “Cuídense de los falsos profetas, que vienen a ustedes con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Muchos Me dirán en aquel día: ‘Señor, Señor, ¿no profetizamos en Tu nombre, y en Tu nombre echamos fuera demonios, y en Tu nombre hicimos muchos milagros?’ Entonces les declararé: ‘Jamás los conocí; apartense de Mi, los que practican la iniquidad.’” Matt. 7:15-23. ¿No se derrumban muchos de los matrimonios en su iglesia y las familias se disuelven? Creemos que estos son los malos frutos de permitir el divorcio dentro de la iglesia.

Al hablar con los pastores sobre este tema, he encontrado que muchos de ellos sienten personalmente una convicción “profunda” sobre el matrimonio, pero no quieren “ofender” a nadie, especialmente a todos aquellos “miembros de la iglesia” que están en su segundo y tercer matrimonios. Lamentablemente, uno de los que finalmente tomó una posición en su iglesia se encontró con una división de la iglesia de aquellos que estaban en Segundos matrimonios y posteriores. ¡No apreciaron que su pastor tomara esta firme posición sobre el divorcio y el nuevo matrimonio! Sin embargo, cuando nos enfrentamos a tomar una decisión, debemos recordar: “La amistad del mundo es enemistad hacia Dios. Por tanto, el que quiere ser amigo del mundo se constituye enemigo de Dios ”. Sant. 4:4.

Orejas que cosquillean. Si un pastor o iglesia toma una posición en contra del divorcio y el nuevo matrimonio, están etiquetados como legalistas o críticos. Y aquellos que quieran “hacer lo suyo” irán a otra iglesia para escuchar lo que quieren escuchar (para que les hagan cosquillas en los oídos). “Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina; sino que teniendo comezón de oídos, conforme a sus propios deseos acumularán para sí maestros; y apartará sus oídos de la verdad, y se volverán a los mitos.” 2Tim. 4:3-4.

Como ya estoy divorciado o soltero otra vez,

¿No podría volver a casarme o al menos salir y luego pedirle a Dios que me perdone?

En primer lugar, no estás realmente soltero. Solo una persona que nunca ha estado casada (o viuda o viudo) está soltera. En segundo lugar, cosecharás lo que has sembrado. “No se dejen engañar, de Dios nadie se burla; pues todo lo que el hombre siembre, esto también segará.” Gal. 6:7. Estás entrando voluntariamente en el pecado. “A aquél, pues, que sabe hacer lo bueno,  y no lo hace, le es pecado.” Sant. 4:17.

Una cosa aterradora. Te prepararás para la venganza de Dios. “Porque si continuamos pecando deliberadamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda sacrificio alguno por los pecados. ¿Cuánto mayor castigo piensan ustedes que merecerá el que ha pisoteado bajo sus pies al Hijo de Dios? Mía es la venganza, yo pagaré. El Señor juzgará a su pueblo. Horrenda cosa es caer en las manos del Dios vivo.” Heb. 10: 26-31. Dios no será burlado. No se beneficiará ignorando la Palabra de Dios, ni intercambiando obediencia por un “mejor matrimonio” (o relación) con alguien nuevo.

Si Me Amas

Para concluir, “Si alguien enseña una doctrina diferente y no se conforma a las sanas palabras, las de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad,  está envanecido y nada entiende, sino que tiene un interés corrompido en discusiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, 5 y constantes rencillas entre hombres”. 1Tim. 6:3-5. “Si ustedes me aman, guardaran mis mandamientos.” Juan 14:15. Si dices que crees en Dios, entonces obedécelo. “¿Por qué ustedes me llaman Señor, Señor y no hacen lo que Yo digo?” Lucas 6:46. Si has decidido pedirle a Jesús tu salvación pero no estás siguiendo Sus enseñanzas, entonces Él no es tu Señor y Maestro. Si Él es tu Señor, entonces asegúrate de que actúes como tal. ¡Obedécelo! 

Hagamos un compromiso personal para

BUSCAR AL SEÑOR

y anima a todos los demás a hacer lo mismo!

Compromiso personal: buscar al Señor en cuanto a si debo restaurar mi matrimonio actual. “Basándome en lo que he aprendido de la Palabra de Dios, me comprometo a preguntarle a Dios si debo o no restaurar este matrimonio. Dejaré a un lado mi voluntad, deseando solo su voluntad ya que Él es mi Señor. Nunca juzgaré a nadie que esté en un segundo matrimonio o matrimonio posterior, pero reconoceré que la sangre de Jesús es capaz de cubrir el pecado de adulterio.”

Por favor comienza este diario con EL SEÑOR tomando en cuenta todo lo que está aprendiendo cada día por los próximos 30 días para "Restaurar su Matrimonio."

Mientras más vierta su corazón en estas formas, mayor será la ayuda que Dios y nosotros podremos brindarle. Estas formas también podrán ayudarlo a usted y a su eCompañero* a llevar un registor del diario. HAGA CLIC AQUÍ.