Sharing is caring!

Capítulo 3 "Tenga Fe en Dios"

“Y Jesús respondió:
“Tengan fe en Dios.”
—Marcos 11:22

mRYM-Spanish-Cover

¿Tienes Fe o Temor?

El miedo será uno de los mayores ataques que deberás superar. Rom. 12:21 nos dice: “No seas vencido por el mal, sino vence el mal con el bien.” El miedo te robará la fe y te hará totalmente vulnerable al enemigo. Cuando escuchas todo lo que los demás te dicen acerca de lo que tu esposa está haciendo, no está haciendo o planea hacer, en lugar de mantener tus ojos en el Señor y su Palabra, dejarás de enfocarte en Él y comenzarás a hundirte.!

Y debe hablar la “verdad” a todos siempre sobre su fe en la capacidad de Dios y su deseo de restaurar su matrimonio. Nuevamente, lea los testimonios de matrimonios restaurados; ¡entonces CREA que el suyo será añadido al de ellos!

Un ejemplo de fe, Pedro. Lea el relato de Pedro en Mateo 14 que comienza en el versículo 22. Jesús le pidió a Pedro que caminara sobre el agua. Si Él te está pidiendo que camines sobre el agua, ¿vas a salir del bote? Mire cuando Pedro le clama a Jesús: siempre le sigue la palabra inmediatamente. De inmediato Jesús les habló y les dijo que tomaran valor. Luego, más tarde, cuando Pedro comenzó a hundirse y le gritó al Señor, “¡al instante Jesús extendió su mano y lo sostuvo!” Mat. 14:31.

Temor.Una pregunta que debemos hacernos es “¿por qué se hundió Pedro?” “Pero viendo la fuerza del viento, tuvo miedo.” Matt. 14:30. Si observas tu situación y la batalla que se libra ante ti, ¡te hundirás! ¡Pedro apartó los ojos del Señor y el resultado fue miedo! Dice: “tuvo miedo”. Si apartas los ojos del Señor, sentirás temor.

Tu testimonio.  Otro punto muy importante es ver qué pasó con los demás que estaban en el bote. (¿Olvidaste que hubo otros que no salieron del bote?) Dice: “Entonces los que estaban en la barca lo adoraron diciendo:” ‘¡En verdad eres  Hijo de Dios!’” Mat. 14:33. ¿Estás dispuesto a permitir que Dios te use para mostrar su bondad, su bondad amorosa, su protección y atraer a otros hacia Él? ¡Hay una gran recompensa! Esto es evangelismo. Otros vendrán a ti cuando estén teniendo problemas porque han visto tu paz a pesar de tus circunstancias.

Superar

El viento paró. “Cuando ellos subieron a la barca, el viento se calmó.” Mat.14:32. Tu batalla no durará para siempre. Esta prueba era necesaria para que Pedro fuera lo suficientemente fuerte como para ser la “Roca” de la que Jesús había hablado. (Mat. 16:18) Satanás (y otros que trabajan para él) le dirán que usted permanecerá en el juicio a menos que se escape, o se dé por vencido.

Dios nunca quiso que permaneciéramos “En el valle de la sombra de la muerte.” En Proverbios 23 dice que pasamos “porel valle de la sombra de la muerte.” ¡Satanás quiere que pensemos que Dios quiere que vivamos allí! ¡Él quiere pintar un cuadro “sin esperanza!” Dios es nuestra esperanza, y la esperanza es la fe en Su Palabra que ha sido sembrada en nuestros corazones.

Fe

Abraham. Un segundo ejemplo es cuando Abraham tenía 90 años y aún no tenía el hijo que Dios le había prometido. Dice: “Creyó en esperanza contra esperanza.” (Rom. 4:18) ¿No es asombroso? Incluso cuando toda la esperanza se había ido, él continuó creyendo en Dios y tomándolo en Su Palabra. Debemoshacer lo mismo.

Actúa sobre la fe que tienes.“Y les dijo: 'Por la poca fe de ustedes; porque en verdad les digo que si tienen fe como un grano de mostaza, dirán a este monte, ‘Pásate de aquí allá’, y se pasará; y nadales será imposible’”. Mat. 17:20.

Si te falta fe.Si careces de fe, debes pedirle a Dios por ello. Hay una batalla, incluso para nuestra fe. “Pelea la buena batalla de la fe...” 1Tim. 6:12. Y “He peleado la buena batalla,he terminado la carrera, he mantenido la fe...”. 2 Tim. 4: 7 “Y (Jesús) no pudo hacer ningún milagro, solo sanó a unos cuantos enfermos sobre los cuales puso Sus manos. Estaba maravillado de laincredulidadde ellos”. Marcos 6: 5. Cuando el Señor ponga sus manos sobre ti y tu matrimonio, ¿El se maravillará de TU incredulidad?

Imitadores de la fe. Haríamos bien en imitar a aquellos en las Escrituras que exhibieron fe (puede encontrar el Salón de la Fe en el capítulo 11 de Hebreos). Necesitamos actuar sobre las promesas de Dios. “... sino imitadoresde los que mediante la fe y la pacienciaheredan las promesas.” Heb. 6:12. Hay muchos hombres que han seguido los principios que se encuentran en este libro y que han tenido la victoria sobre matrimonios con problemas o incluso quebrantados. Sus testimonios te alentarán en tu fe. Cree como la canción que dice: “¡Lo que Él ha hecho por los demás, lo hará por ti!” Lee todos los testimonios increíbles de matrimonios que Dios restauró en nuestra página de internet: www.MarriageHelpOnline.com.

La Duda Destruye

Doble ánimo o en duda. No debes ser de doble ánimo. Tu mente no debe vacilar ni dudar de Dios. “Pero que pida con fe, sindudar. Porque el que duda es semejante a la ola del mar, impulsada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, ese hombre, que recibirá cosa alguna del Señor, siendo hombre de doble ánimo (que duda), inestable en todossus caminos.”. Sant. 1: 6-8. “Aborrezcoa los de doble ánimo, Pero amo tu ley.” 119:113.

Si tiene problemas con el doble ánimo, necesita leer y meditar en la Palabra de Dios, ¡que es la única verdad! También DEBES separarte de CUALQUIERA que continúe diciéndote algo contrario a tu deseo o la capacidad de Dios para restaurar tu matrimonio. Aprenderá en el próximo capítulo “Deseos de Su Corazón” que no importa la voluntad de su esposa de dejarlo y estar con otra persona. Lo que importa es su corazón. Entonces, sea audaz y hable la “verdad” a todos siempre sobre su fe en la capacidad de Dios y su deseo de restaurar su matrimonio.

La fe sin obras.“Pero alguien dirá, ‘Tú tienes fe, y yo tengo obras; muéstrame tu fe sin las obras, y yo te mostraré mi fe pormis obras.’”Sant. 2:18. Muestra a los demás que tienes fe por tus acciones. Si crees que tu esposa volverá a ti, actúa como tal. Asegúrate de llevar tu anillo de bodas. Deja de caminar como si no hubiera esperanza. ¡No hagas planes que no se basen en la restauración de tu matrimonio! “Pero, ¿estás dispuesto a admitir, oh hombre vano, que la fe sin obras es estéril?” Sant. 2:20

Firme en tu fe.Recuerda a los que vencieron y así recibieron la vida abundante que Dios prometió. “Pero resistanlo, firmes en la fe, sabiendo que las mismas experienciasde sufrimiento se van cumpliendo en sus hermanos en todo el mundo.” 1 Pet.5:9. Lea y vuelva a leer los testimonios en nuestra página de internet y en nuestro libro “¡Dios se está moviendo!” Mantenga los testimonios de los demás en la vanguardia de su mente. Los que creyeron a Dios y nunca se dieron por vencidos ahora tienen un matrimonio restaurado. Comparta estos testimonios con su familia y amigos que dudan de que su matrimonio pueda ser salvado o que Dios pueda romper la relación en la que está y devolverle su corazón.

Cómo Aumentar Su Fe

Fe.Lea sobre diferentes situaciones difíciles en la Biblia e identifica tu situación con la de ellos. Lea cómo Jesús calmó las olas del mar para aprender de su gran poder. (Marcos 4:39). Lea entonces cómo alimentó a los cinco mil con los cinco panes de cebada y dos peces pequeños, para saber que puede hacer mucho con muy poco. (Juan 6:1-15) Lea cómo Jesús limpió a los leprosos (Lucas 17:11-17), curó a los enfermos, abrió los ojos de los ciegos (Juan 9:1-41) y perdonó a la mujer caída (Juan 8:3-11), por lo que nunca dudará de su misericordia para usted y su situación. Nuevamente, lea los testimonios de matrimonios restaurados; entonces CREA que el tuyo se agregará a los de ellos!

La Palabra. ¿Cómo podemos ganar fe, o aumentar nuestra fe? “Así que la fe viene del oir, y el oír, por la Palabrade Cristo.” Rom. 10:17. Lea Su Palabra y los testimonios de los demás. Rodéate de hombresfieles que creerán contigo. Los que han defendido a Dios te enseñarán y te sostendrán. Muchas veces nos damos cuenta de que cuando sientes que estás casi sin fe, debes regalar lo poco que te queda. Cuando Dios te pone en contacto con otro hombre que está teniendo problemas matrimoniales, aliéntalo y dale el resto de tu fe. Te irás regocijándote porque Dios te llenará de fe. (Por favor, tenga mucho cuidado de solo alentar y compartir su fe con otros hombres, no con mujeres. Hemos visto a más de un hombre caer en adulterio de esta manera). Lea 1 Reyes 17:12-15 para recordar a la viuda que le dio su último pastel a Elijah y el milagro que recibió.

Muchos acuden a nosotros en busca de ayuda y no logran cosechar un matrimonio restaurado porque sienten que no pueden sembrar en la vida de nadie más mientras luchan por salvar su propio matrimonio. Esto es no bíblico y contrario a los principios de Dios. Consíguete un Compañero de Ànimo uniéndote a nuestra Fraternidad de Restauración y ayúdalo a restaurar su matrimonio. Todo lo que necesitas es otro hombre que esté tratando de restaurar su matrimonio. Dios te usará poderosamente mientras ministras a otros hombres en tu dolor y carencia, ¡y Dios bendecirá tus esfuerzos con “una paz que supera toda comprensión” y un matrimonio restaurado!

Obediencia.No olvides que la obediencia a Dios es primordial para la victoria. No olvides lo que dijo Jesús: “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrarán en el reino de los cielos; sino el que hace la voluntad de Mi Padre que está en los cielos. Entonces les declararé, ‘Jamás los conocí; APARTENSE DE MÍ, LOS QUE PRACTICAN LA INIQUIDAD.’” Mat. 7:21, 23. Si “practica” o sigue haciendo lo que ahora sabe que es contrario a los principios bíblicos que se encuentran en este libro, ¡su matrimonio NO será restaurado!

En la voluntad de Dios.Si su corazón lo convence de que no está en la voluntad de Dios y que no está siguiendo sus principios, entonces, por supuesto, no tendrá confianza ni fe para recibir su solicitud del Señor. Pídele a Dios que te “rompa” para que tu voluntad se convierta en Su voluntad.

Usted DEBE Esperar

Espere. Seguramente, habrá muchas “batallas” que deben ser peleadas (y ganadas) en la guerra contra su matrimonio. Solo recuerda: “Cuando la batalla es del Señor, ¡la victoria es nuestra!”

Al igual que con todas las guerras reales, no todas las batallas son ganadas por el mismo bando, así que no te desanimes si te has quedado corto y has cometido errores. Tenemos el consuelo de saber que Él nos escucha de inmediato, pero su respuesta a veces puede parecer lenta.

En el libro de Daniel, un ángel le habló y nos dio estas ideas: “... desde el primer díaen que te propusiste en tu corazónentender y humillarte delante de Dios, fueron oidas tus palabrasy a causa de tus palabras he venido. Pero el príncipe del reino de Persia se me opuso por veintiún días”. Dan. 10:12-13. Puede tomar algún tiempo ganar las batallas, así que no te canses. “Pero ustedes, hermanos, no se cansen de hacer el bien.” 2 Ts. 3:13.

Su tiempo.Una cosa que también debes entender es que Dios parece trabajar en UNA cosa a la vez. Debemos trabajar conÉl en su tiempo. Esto no significa que tengamos que esperar para orar; solo significa que debemos esperar a que Dios cambie la situación en el momento adecuado. ¡Gracias a Dios que Él no vierte (a través de la convicción) todos nuestros pecados sobre todos nosotros a la vez! Solo usa el tiempo mientras esperas para orar.

Compromiso personal: permitir que Dios me cambie. “Basándome en lo que he aprendido de la Palabra de Dios, me comprometo a buscar a Dios y Su Palabra para aumentar mi fe es su capacidad para restaurar mi matrimonio. Lucharé contra el miedo manteniendo mis ojos en Jesús, el Autor y Consumador de mi fe.”

Por favor comienza este diario con EL SEÑOR tomando en cuenta todo lo que está aprendiendo cada día por los próximos 30 días para "Restaurar su Matrimonio."

Mientras más vierta su corazón en estas formas, mayor será la ayuda que Dios y nosotros podremos brindarle. Estas formas también podrán ayudarlo a usted y a su eCompañero* a llevar un registor del diario. HAGA CLIC AQUÍ.