Estimado,

Mi nombre es Patrick y alabo al Señor porque Él ha trabajado en mi vida en la restauración de mi matrimonio. Tanto mi esposa y yo escribimos un testimonio. Pero más importante de lo que ha hecho por mí y mi esposa, es para que USTED pueda crecer en su relación con el Señor, que es lo que le traerá la PAZ inmediata y en Su tiempo, su restauración del matrimonio.

Lo que dije en mi testimonio es que Jesús me ha salvado, no sólo para trabajar en mi vida (y más tarde en la vida de mi esposa), sino también lo que condujo la restauración de nuestro matrimonio y por medio de este mismo poder resucitando lo cada día. Lo más importante, ha trabajado en mi propia restauración personal para poder ayudar a otros y espero que cada día tu aprende para asegurarse de que compartes esta verdad con otro hombres que encontrará o conoce.

Yo no sólo tengo un matrimonio restaurado, pero El me ha sacado del pecado habitual (adicción si se quiere) de la pornografía, el adulterio, siendo tibio, el secreto, el engaño, el pensamiento erróneo y orgullo.

Si pudiera decir una cosa sobre mi matrimonio, lo que llevó a mi esposa divorciarse de mi, es que yo era un tonto. Yo estaba completamente ignorante de lo que significaba ser un esposo y padre. Yo profecía Cristianismo pero tenía muy poco de la fruta. Había estado casado durante cuatro años y había terminado en un desastre. Es sólo cuando me sente en los escombros (de mi matrimonio), con mi vida que parecía ser como un edificio que había sido bombardeada, que yo era capaz de ver mi error una vez que vine aquí y me dieron las lecciones.

La primera vez que abrí una Biblia para leer algo sobre el matrimonio fue cuando yo estaba pasando por mi divorcio. Había estado separados durante diez de los doce meses que eran necesarios para mi esposa solicitar el divorcio en Australia Occidental. Fue entonces que en el quebrantamiento y la desesperación que tomé la Palabra del Señor y mi Biblia en serio.

2 Timoteo 3:16-17 Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto (apto), equipado para toda buena obra.

Empecé a buscar lo que el Señor espera de un marido y cada capítulo que busqué en la Biblia por completo señaló todos mis fracasos. Había fallado en cada cuenta y fue impactante para mí. Había fracasado debido a que en los cuatro años que había estado casado, nunca había buscado al Señor en serio. Me había alojado en un matrimonio de cuatro años sin la sabiduría y el poder de la Palabra del Señor .

También fue entonces cuando me di cuenta de que todas mis ideas y expectativas sobre el matrimonio, mi fe, lo que me pareció que era el Cristianismo y la Palabra del Señor eran o distorsionada, equivocada - claramente erróneo o vagos en el mejor. Mientras que yo estaba casado, la palabra de Dios, a través de la Biblia, nunca se había pensado, meditado, o seriamente orado por, o seguidas por mí - Nunca!

Salmos 119:9-16 ¿Cómo puede un joven mantenerse puro? Obedeciendo tu palabra. Me esforcé tanto por encontrarte; no permitas que me aleje de tus mandatos. He guardado tu palabra en mi corazón, para no pecar contra ti. Te alabo, oh Señor; enséñame tus decretos.

Recité en voz alta todas las ordenanzas que nos has dado. Me alegré en tus leyes tanto como en las riquezas. Estudiaré tus mandamientos y reflexionaré sobre tus caminos. Me deleitaré en tus decretos y no olvidaré tu palabra.

Además, siguiendo el consejo de otro Cristiano en este momento, me uní a una nueva Iglesia y esta confrontación de mi fracaso continuo aún más para exponer completamente más de mi locura.

Los primeros sermones que atendí en esta nueva iglesia estaban por el pecado de la pornografía/lujuria y la forma en que se necesita la palabra de Dios en los matrimonios. Fue muy difícil para sentarme en esa iglesia y así ser más confrontado por mi pecado. Pero yo sabía que tenía que "aguantar", esta vez sólo porque había tenido suficiente de culpar a otros, y no tratar de mis fracasos/pecados en el pasado. Simplemente no podía volver a ese estilo de vida pecaminoso. Después de todo, que me había ganado por un estilo de vida pecaminoso y tonta? -¡Nada! ¿Qué había perdido? -¡Todo!

Salmos 119:25-28 Estoy tirado en el polvo; revíveme con tu palabra. Te conté mis planes y me respondiste. Ahora, enséñame tus decretos. Ayúdame a comprender el significado de tus mandamientos, y meditaré en tus maravillosas obras. Lloro con tristeza; aliéntame con tu palabra.

Salmos 119:37-40

Aparta mis ojos de cosas inútiles y dame vida mediante tu palabra. Confirma a tu siervo tu promesa, la promesa que hiciste a los que te temen.

Ayúdame a abandonar mis caminos vergonzosos, porque tus ordenanzas son buenas.

¡Anhelo obedecer tus mandamientos! Renueva mi vida con tu bondad.

Empecé a asistir uno de los grupos de hombres en la iglesia, principalmente para orar y leer la Palabra de Dios diariamente. Mientras que usted está solo, asegúrese de utilizar este tiempo que ha sido proporcionada amablemente a usted. Permítanme asegurarles que tener al Señor únicamente es un gran lugar para estar.

A veces durante largos períodos de tiempo, incluso durante horas, organisé tiempo de oración durante el día, y empecé a adorar durante ese tiempo y otras veces también. Casi inmediatamente pude sentir este cambio radical pasando profundo en mi corazón una vez que había sido humillado por la exposición de mi pecado, mi estilo de vida Fariseo y estaba dejando la vida de pecado. Era como la cirugía en mi espíritu (y sé que parece extraño decirlo).

Fue también durante este tiempo que me enteré de la restauración del matrimonio, la recuperación de la pornografía y el adulterio de un Cristiano. Aprendí que la Palabra de Dios es suficiente para corregir todo. En otras palabras, la Palabra de Dios es completo para cada situación, cada circunstancia y cada faceta de la vida. La Palabra de Dios, entonces, se convirtió en mi esperanza, mi sanación, mi liberación, mi salvación, mi madurez y mi tierra prometida.

Tengo que decir que no fue fácil porque yo vivía y trabajaba con compañeros que no eran Cristianos que pensaban que había "perdido la mente". En realidad fue todo lo contrario, había encontrado esperanza! Fue durante este tiempo que empecé a creer que la desesperanza de mi matrimonio y mis pecados no fue más allá de la Palabra de Dios, o el poder de Dios para redimir y reparar.

Estoy seguro que la mayoría de esto usted puede relacionar. Lo más probable es que también está rodeado de muchas personas que piensan que has perdido la mente. Pero, Hermano, espero que usted aprenderá que la pérdida de su vida es cuando usted lo encontrará.

Mateo 16:24-25 Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por causa de mí, la hallará.

Por eso quiero animarle aprender la Palabra, en su Biblia y también en las lecciones, basada en los libros, que ha recibido GRATIS de este ministerio. Leyelo diario y medita sobre todo su verdad, pero lo más importante convertirse en un hacedor de ella. Por favor, permite que la Palabra penetre su corazón y alma y llegue a todos los aspectos de su vida. He encontrado que esta era mi única esperanza. Su Palabra me reanimó y me mantenio en Su camino. La Palabra lo hará por usted y mucho más. Jesús dijo que vivimos por la Palabra de Dios cuando Satanás tentó a Jesús; Citó la palabra- cuánta razón tenía! La verdadera esperanza, el verdadero cambio, resurrección increíble, despertar impresionante, y auténtico alimento espiritual es lo que encontrará en Su Palabra.

Salmos 119:66-68 Impárteme conocimiento y buen juicio, pues yo creo en tus mandamientos. Antes de sufrir anduve descarriado, pero ahora obedezco tu palabra. Tú eres bueno, y haces el bien; enséñame tus decretos.

Salmos 119:71-74 Me hizo bien haber sido afligido, porque así llegué a conocer tus decretos. Para mí es más valiosa tu enseñanza que millares de monedas de oro y plata. Con tus manos me creaste, me diste forma. Dame entendimiento para aprender tus mandamientos. Los que te honran se regocijan al verme, porque he puesto mi esperanza en tu palabra.

Salmos 119:80 Sea mi corazón íntegro hacia tus decretos,  para que yo no sea avergonzado.

Por último, mi restauración comenzó a desmoronarse, pero no tenía idea por qué, hasta que Él me mostró cómo ignore donde yo estaba diezmando. No dónde había estado alimentado espiritual, aquí, mi alfolí. Pero donde estaba asistiendo a la iglesia.

https://encouragingmen.org/ayuda-matrimonial/

Así que espero que tome ventaja de nuestros cursos gratuitos en línea que hemos encontrado que acelera en gran medida su proceso de restauración cuando utiliza el Diario y te prepara ayudar a otros hombres. Pero entonces esté seguro de que eres capaz de MANTENER su restauración y todo lo demás Él anhela bendecirte con anhelando a Él y permitiendo que reprenda al devorador por diezmar a su afoli, siempre y cuando usted está siendo alimentado espiritualmente aquí.

Malaquías 3:10-11“Traed todo el diezmo al ALFOLÍ, para que haya alimento en mi casa; y ponedme ahora a prueba en esto —dice el Señor de los ejércitos— ‘si no os abriré las ventanas del cielo, y derramaré para vosotros bendiciónhasta que sobreabunde. DESPUÉS por vosotros reprenderé al devorador, para que no os destruya los frutos del suelo; ni vuestra vid en el campo será estéril’ —dice el Señor de los ejércitos.”

Y un último recurso que me gustaría mencionar en cierre es nuestro devocional El Animador de Hombres.

Haga CLIC AQUI para registrarte

Permanece Animados,

Patrick