Sharing is caring!

Capítulo 16 "El que esté sin pecado"

“Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la
brecha delante de mí, a favor de la tierra, para que yo no la
destruyese; y no lo hallé.”


—Ezequiel 22:30

mRYM-Spanish-Cover

Cuando su esposa esté en su contra, o peor, esté viviendo en adulterio, usted debe orar y creer. “Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen.” Mateo 5:44. Esta es su arma más poderosa contra las tinieblas que han consumido a su familia.

Ore estas escrituras diariamente y en voz alta, si es posible. “Así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.” Isaías 55:11. Dé estas oraciones a otros que creen en lo que usted está haciendo. Las parejas que orarán en acuerdo con usted son poderosas en contra del enemigo. “Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi padre que está en los cielos.” Mateo 18:19. 

LA ORACIÓN QUE RESTAURA

“Oye mi oración, oh Señor, da oído a mi llanto, no te ensordezcas de mis lágrimas. Pon mis lágrimas en tu redoma; ¿no están ellas en tu libro? Ya que estoy afligido y necesitado, acuérdese el Señor de mí. Mi ayuda y mi libertador eres tú; Dios mío, no te tardes.” Tomado de los Salmos 56 y 40.

“Aun la mujer de mi paz, en quien yo confiaba, la que de mi pan comía, alzó contra mí el calcañar. Porque no me afrentó un enemigo, lo cual habría soportado; ni se alzó contra mí el que me aborrecía, porque me hubiera ocultado de él; sino tú, mujer, al parecer íntima mía, mi guía, y mi familiar; que juntos comunicábamos dulcemente los secretos, y andábamos en amistad en la casa de Dios.” Tomados de los Salmos 41 y 55.

“Fenezca ahora la maldad de los inicuos, mas establece tú al justo. En la red que escondieron fue tomado su pie. ¡Tenlos por culpables, oh Dios, a sus propios recursos, que caigan! En la multitud de sus transgresiones échalos fuera, pues se rebelaron contra ti. Que queden pasmados por su desverguenza. Todos mis enemigos serán avergonzados y grandemente desmayados. Se volverán atrás, de pronto serán avergonzados. No sea yo avergonzado, oh Señor, pues yo clamo a ti. Que los malos sean avergonzados, que estén en silencio. En ti, oh Señor, me he refugiado. En tu justicia líbrame.” Tomados de los Salmos 7, 9, 31.

“Aunque quieren hacer mal contra ti, y maquinan un plan, no prevalecerán. Cuando mis enemigos se vuelven atrás, tropiezan y perecen delante de ti. Tú has borrado su nombre por siempre jamás. La propia memoria de ellos ha perecido. Dentro de poco los impíos ya no serán. Buscarás con cuidado su lugar y no lo hallarás. Mas los humildes heredarán la tierra y se deleitarán en gran abundancia. Tomado del Salmo 21.

“De cierto tú rodeas al justo con escudo. En paz me acostaré, y asimismo dormiré; porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado. Ofrece a Dios sacrificio de acción de gracias, y clama a mí en el día de angustia. Yo te libertaré, y tú me honrarás.” Tomado del Salmo 4.

“Esforzaos, y sed valientes, todos los que esperan en el Señor. Sea El su pastor también y diríjalos por siempre. Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová en la tierra de los vivientes. Aguarda a Jehová; esfuérzate, y aliéntese tu corazón; sí, espera a Jehová. Tomado del Salmo 27.

ORACIÓN POR LOS QUE ESTÁN EN ADULTERIO

“Te pido, Padre, que reprendas y ates a Satanás en el nombre y por la sangre del Señor Jesucristo. Te pido que erijas un muro de espinas alrededor de mi esposa para que cualquiera que tenga interés en ella pierda interés y se vaya. Baso mi oración sobre la autoridad de tu Palabra, la cual dice: “Así lo que Dios juntó, no lo separe el hombre”. Te doy gracias, Padre, por oír y contestar mi oración.” Oseas 2, Mateo 18 y 19.

“Por tanto, he aquí yo rodearé de espinos su camino, y la cercaré con seto, y no hallará sus caminos. Seguirá a sus amantes, y no los alcanzará; los buscará, y no los hallará. Entonces dirá: Iré y me volveré a mi primer marido; porque mejor me iba entonces que ahora. Pero he aquí que yo la atraeré y la llevaré al desierto, y hablaré a su corazón. Porque quitaré de su boca los nombres de los baales. Me dijo otra vez Jehová: Vé, ama a una mujer amada de su compañero, aunque adúltera.” Tomado de Oseas 2 y 3.

“Bebe el agua de tu misma cisterna, y los raudales de tu propio pozo. ¿Se derramarán tus fuentes por las calles, y tus corrientes de agua por las plazas? Sean para ti solo, y no para los extraños contigo. Sea bendito tu manantial, y alégrate con la mujer de tu juventud, como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, y en su amor recréate siempre. ¿Y por qué, hijo mío, andarás ciego con la mujer ajena, y abrazarás el seno de la extraña? ¿Tomará el hombre fuego en su seno sin que sus vestidos ardan? ¿Andará el hombre sobre brasas sin que sus pies se quemen?” Tomado de Proverbios 5 y 6.

“Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo. Ahora me gozo, no porque hayáis sido contristados, sino porque fuisteis contristados, para arrepentimiento; porque habéis sido contristados según Dios, para que ninguna pérdida padecieseis por nuestra parte. Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte."” Tomado de 2 Corintios 10 y 7.

“Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.” Tomado de 2 Corintios 5.

“Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento.” Sí, hay gozo en la presencia de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente. Porque Jesús dijo: “El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra.” “Ni yo te condeno; vete, y no peques más.” Tomado de Lucas 15 y Juan 8.

“Ni yo te condeno.” Tomado de Juan 8:11.

“El Espítitu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados; a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya. Reedificarán las ruinas antiguas, y levantarán los asolamientos primeros, y restaurarán las ciudades arruinadas, los escombros de muchas generaciones.” Tomado de Isaías 61:1-4. 

Por favor comienza este diario con EL SEÑOR tomando en cuenta todo lo que está aprendiendo cada día por los próximos 30 días para "Restaurar su Matrimonio."

Mientras más vierta su corazón en estas formas, mayor será la ayuda que Dios y nosotros podremos brindarle. Estas formas también podrán ayudarlo a usted y a su eCompañero* a llevar un registor del diario. HAGA CLIC AQUÍ.